CUANDO NOS DEJAMOS

No he estado en los momentos más felices de tu vida, lo reconozco.
No estuve cuando te casaste, ni cuando te enteraste que serías padre.
No estuve cuando nació tu sobrina y ahora tampoco en la llegada de Elías.
No estuve cuando conociste la nieve de limón, ni cuando fuiste la primera vez al cine o cuando anotaste tu primer gol.
Mucho menos cuando descubriste aquel mundo mágico escondido en tu jardín.
No estuve cuando reconociste tu pasión ni cuando ganaste premios por seguirla fielmente.
 
Obviamente tampoco he estado en tus más grandes tristezas.
No estuve cuanto te divorciaste, ni cuando te enteraste que tu hijo no nacería.
No estuve cuando fallecieron tus abuelos, ni cuando te raspaste la rodilla por primera vez en el jardín.
No estuve cuando perdiste tu primer partido y mucho menos cuando te rompieron aquella vez el corazón.
No estuve tampoco cuando recibiste la noticia que te advertía dejar una de tus más grandes pasiones, el futbol.
 
Me gusta imaginarme un mundo en el que te conocí antes y no ahora.
En el que emocionalmente eras nuevo, limpio, fresco y yo inexperta y poco clara.
Para que así , nunca hubiéramos tenido que dejarnos.Imagen

Foto por: http://littlelove1219.skyrock.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s